Participación en concurso de Huertos Familiares supera expectativas

 

Con mucho entusiasmo pobladores de diferentes barrios y comarcas del Distrito 3 de Managua  participaron en un taller desarrollado en el marco del concurso  "Huertos familiares Saludables urbanos y rurales 2019", promovido por El Movimiento Comunal Nicaragüense y el Movimiento de Jóvenes Ambientalista.

El taller, dirigido a las familias concursantes incluyó la transmisión de conocimientos sobre cómo se establecen los semilleros, el tipo de riego que requieren, el  trasplante, así como técnicas de elaboración de abono orgánico y repelentes naturales para evitar las plagas.

Ramiro José Mejía, miembro del MCN del Distrito 3, y uno de los impulsores del concurso, afirmó que la convocatoria rebasó las expectativas, dado que inicialmente se pretendía la participación de unas 25 familias del distrito, sin embargo “entre las familias de la zona urbana y rural se hace un total de 50 familias participantes” reveló.

De acuerdo con Mejía hay mucha motivación entre los participantes, “yo observo mucho entusiasmo porque hay cosas que tal vez los participantes ya habían escuchado en relación a los huertos, pero hay cosas interesantes, como por ejemplo, con esta iniciativa se está promoviendo que no se usen los agroquímicos tradicionales,  sino que se use  lo natural,  lo orgánico, entonces eso entusiasma a la gente, porque es una iniciativa amigable con el ambiente” destacó.

Mejía reveló también que con este taller  se pretende además “plantar” la idea de que no se trata solo de concursar, sino que este sea un punto de partida para que el cultivo de huertos familiares se convierta en una práctica habitual e i irse transmitiendo de generación en generación.

Dalila Lanzas Navarrete de la comunidad de Pochocuape y participante del concurso, dijo que la iniciativa es muy importante porque viene al rescate de hábitos que se han perdido, “se ha ido perdiendo la cultura de que las familias cultiven sus propias hortalizas, esta  i es una oportunidad para retomarla” afirmó, a la vez que resaltó que los huertos familiares  permiten una alimentación sana y contribuyen a mejorar la economía familiar.Nueva imagen

Por su parte el joven Luis Miguel Silva, habitante del Barrio San Judas expresó se integró al concurso más por el interés de aprender que por concursar, porque parte de su proyecto de vida es tener una parcela en la que pueda producir sus propios alimentos de manera sustentable.

Mejía puntualizó que este concurso es un pilotaje que se está desarrollando en alianza con Jóvenes Ambientalistas, pero que se pretende expandir por otros distritos y municipios donde tiene presencia el MCN.

El taller fue facilitado en dos sesiones por el ingeniero Joel Bermúdez López,  una para las familias participantes de los barrios urbanos del Distrito 3, la que se desarrolló en la Casa Comunal de San Judas, y la otra en el puesto de Salud de Pochocuape, para los participantes de las comarcas y comunidades rurales del mismo distrito.